Limpieza de maquinaria industrial 2017-11-13T15:10:19+00:00

LIMPIEZA DE MAQUINARIA INDUSTRIAL

Desde 1973 a su servicio

Limpieza maquinaria industrial

Limpieza con agua osmotizada: Antes

Limpieza con agua osmotizada: Después

Las nuevas normativas aumentan la necesidad de llevar a cabo regularmente la limpieza de maquinaria industrial, especialmente en la industria alimentaria. Pero también en otros mucho sectores como la industria aeroespacial, farmacéutica, automovilística, aeronáutica, gráfica y en un sinfín más en los que cada vez la limpieza se ha vuelto más exhaustiva y profesional.

Divel se ha especializado en la utilización de técnicas y productos químicos específicos para cada sector, como la eliminación de restos de caucho, aceites, residuos de producción, etc.

Llámanos

954 38 93 11

Las técnicas que solemos usar para la limpieza de maquinaria industrial son:

  • Limpieza con Vapor: Las cadenas de producción y envasado de alimentos necesitan limpieza y desinfección. Esta se consigue mediante el uso de productos químicos con el registro sanitario alimentario procedente o sometiéndolas a altas temperaturas. Para ello ponemos en marcha la limpieza con vapor que desinfecta y no es perjudicial para al material de fabricación de la maquinaria.

  • Agua caliente a presión: Tanto la presión del chorro de agua como su temperatura se regula dependiendo de la superficie sobre la que se va a aplicar. Este tratamiento se ejerce en el interior y exterior de silos metálicos de almacenamiento de alimentos líquidos y sólidos, solerías de zona de maquinaria, sinfines, tramex, tuberías colgantes, cintas transportadoras y en todas las zonas donde no importe que el agua pueda alcanzar algún componente electrónico o engranaje engrasado.

  • Aplicación de limpieza con Criogenización (hielo seco): Especialmente aconsejado para cadenas de montaje y de producción alimenticia, imprentas, extrusión de plásticos, cuadros eléctricos y todo tipo de maquinaria con difícil desmontaje, mala manipulación y donde no se pueda aplicar agua a presión o chorro de arena. El hielo seco no humedece la zona de trabajo y es capaz de retirar todo tipo de residuos: lácteos, plásticos, grasas, tintas, etc. De esta forma se ahorran costos, ya que no se necesita desmontar componentes y, sobre todo, no es necesario parar la producción por mucho tiempo. Con este tratamiento los componentes electrónicos no sufren deterioro; se puede aplicar sobre cuadros eléctricos, incluso en tensión, con una serie de medidas de prevención.

  • Agua osmotizada con pértigas extensibles: Ayudan a llegar a sitios inaccesibles de hasta 18/20m de altura donde no caben las elevadoras. Además, el cliente se ahorra costos al no ser necesario contar con ese tipo de maquinaria.

Limpieza con criogenización (hielo seco): Antes

Limpieza con criogenización (hielo seco): Después