En la actualidad, los equipos de aire acondicionado por conductos, requieren de un mantenimiento esencial y que en muchas ocasiones olvidamos. Esta falta de atención suele derivar en problemas de funcionamiento que podrían ser remediados con una atención básica preventiva. En Divel, estamos especializados en la conservación y revisión periódica de este tipo de equipos, permitiendo alargar notablemente su vida útil.

Sin importar la marca o el modelo de nuestro equipo, el mantenimiento de aire acondicionado por conductos realizado por especialistas es una tarea esencial que debemos tener presentes para garantizar un correcto funcionamiento. Es importante resaltar que la manipulación de equipos por personal no cualificado es una tarea peligrosa que debemos evitar.

¿Qué motiva la limpieza de los conductos y cuál es la normativa que lo regula?

La normativa que rige la instalación y manipulación de equipos es el R.I.T.E.  (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios), el cual se regula en varios apartados, ampliando y definiendo las acciones de mantenimiento general en las instalaciones de climatización. Las múltiples advertencias, artículos de ensayo y analíticas en laboratorios realizadas por la OMS (Organismo Mundial de la Salud) han permitido constatar que muchas de las enfermedades en el ámbito laboral, están causadas por transmisión de bacterias de unas zonas a otras en edificios de oficinas, donde proliferan hongos y virus. El lugar de expansión no es otro que los conductos de climatización, punto donde fluyen corrientes de aire que transportan todo tipo de contaminantes. Estas partículas provienen tanto del exterior, si el sistema de filtrado no es apropiado, como del interior, transportadas por el propio retorno de aire. De no existir un correcto mantenimiento de aires acondicionados, las enfermedades encuentran en los equipos y conductos de aire un perfecto lugar de transmisión. 

Se conoce como el síndrome del edificio enfermo y se agrava en las modernas construcciones donde las ventanas no son practicables. En este tipo de espacios donde el sistema de renovación de aire no está bien diseñado, el aire viciado queda atrapado en los ciclos suficientes para contaminarse de forma alarmante. Este es tan solo uno de los motivos que hacen de la limpieza de conductos de aire acondicionado una tarea esencial.

Para evitar este tipo de contagios en cadena, los técnicos sanitarios promueven nuevas medidas y normativas cada vez más exigentes. En el R.I.T.E. encontramos la UNE 100012, que regula las frecuencias, el método efectivo a emplear, los análisis previos y posteriores a las intervenciones de limpieza, entre otros mucho parámetros.

Ponte en manos de Profesionales

Pide Presupuesto

Los problemas derivados de no realizar las limpiezas correspondientes

Las desventajas de no realizar las limpiezas necesarias son obvias. Está probado que el absentismo laboral aumenta considerablemente por la transmisión de enfermedades. Este problema crece parejo al número de empleados que realizan su labor en un mismo edificio.

Otro problema destacable lo encontramos en el aumento del gasto energético, el cual se dispara porque el sistema trabaja a cotas energéticas superiores a las necesarias cuando el equipo se encuentra en óptimas condiciones.

Cabe resaltar que cuando no realizamos el mantenimiento de aires acondicionados, se está cometiendo una ilegalidad. Las especificaciones de mantenimiento que se recogen en el RITE son de obligado cumplimiento, por lo que la propiedad podría verse implicada en una sanción y sobre todo en problema moral si algún empleado enferma por los motivos expuestos anteriormente.

¿Cómo realizar un correcto mantenimiento y limpieza en conductos de aire acondicionado? 

La limpieza del interior de los conductos no puede hacerse de cualquier forma, debe realizarse con un sistema que esté recogido en la norma UNE 100012. Los procesos son variados, siendo algunos de los más recurrentes: el golpeteo, la limpieza por aire comprimido, el aspirado y el cepillado. No todos son válidos o necesarios, adaptando el sistema de mantenimiento y limpieza de cada instalación tras la inspección por parte de los técnicos especializados de Divel. La recogida de residuos contaminados es realizada por un profesional en los puntos de aspirado y recolección habilitados en cada instalación.

El Golpeteo

Este proceso tiene como elemento esencial el uso de un robot que mediante un proceso de vibración desprende la suciedad acumulada en el conducto. Nuestra experiencia en la limpieza de un gran número de instalaciones demuestra que si el polvo está muy adherido, debido a la factores como la humedad, no suele ser efectivo al 100%. Cabe resaltar que el mal uso de este sistema, genera roturas y fugas en los conductos de aire que merman la efectividad en el funcionamiento del equipo.

tuberia aire acondiccionado

El sistema de aire comprimido

No todos los sistemas que hay en el mercado son lo suficientemente potentes para que la propulsión del aire comprimido lanzado a la instalación arranque la suciedad con eficacia. Los equipos utilizados por profesionales del sector son voluminosos, pesados y se suelen instalar en la calle. La mayoría de los sistemas usan compresores monofásicos con los que evitar problemas eléctricos. No es usual encontrar en el mercado compresores monofásicos de más de  2 CV con un caudal máximo de 380 litros/s y estos no son lo suficientemente potentes. Serían necesarias cifras de en torno a 1.000 litros/s para un correcto funcionamiento y se requiere de una red trifásica para su conexión.

El Aspirado

Sin duda es el sistema ideal en la limpieza y mantenimiento de conductos de aire acondicionado. Su mayor limitación la encontramos en aquellas instalaciones donde los conductos recorren largas distancias. Los acoples en las aspiradoras de limpieza son finitos y solo con un equipo adecuado como el utilizado por Divel, permite la limpieza de la instalación al completo.

El cepillado

El cepillado es uno de los métodos más utilizados. Este sistema nos permite arrancar con eficacia y eficiencia la suciedad más adherida, ideal en instalaciones de ambiente húmedo donde otros métodos no funcionan. Permite arrancar la suciedad en suelo, pared y techo del conducto, pero parte del polvo suele quedarse tras el cepillo rotativo que frota las paredes del conducto. Este sistema de cepillos usado en conjunto con la aplicación de aire comprimido garantiza un resultado perfecto. Aquí sí pueden ser usados compresores inferiores a los 320 l/s con una potencia de entre 3 y 4 cv. 

Desinfectar los conductos de aire acondicionado tras la limpieza, el paso fundamental

Una vez finalizado el proceso de limpieza, no podemos olvidar una parte fundamental para que lo realizado tenga un efecto positivo en el sistema de aire acondicionado, la desinfección.  

La desinfección de los conductos de aire acondicionado tras la limpieza se realiza usando varios sistemas. La microdifusión es el más extendido, pero solo llega con eficiencia a los 10/15 metros iniciales.  El que mejor funciona es aquel que se aplica mediante termonebulización. Para ello se utiliza un producto expresamente formulado, el cual se vierte en una máquina que lo calienta haciendo uso de una resistencia. El producto ya en forma de gas, entra en una turbina que lo distribuye de manera forzada por todo el lineal del conducto y al ser un gas, llegando a todas las oquedades y grietas realizando la desinfección de la totalidad de la instalación.

ventilador aire acondicionado

La garantía de trabajar con una empresa profesional y cualificada en el mantenimiento de instalaciones de aire acondicionado

En los últimos años, los servicios de limpieza y mantenimiento de conductos en grandes instalaciones, se están incluyendo como una partida más en los pliegos de concursos de servicios de limpieza general de edificios, o en los de mantenimiento de climatización. Los montantes más importantes de estos concursos son, como es lógico, el objetivo principal del propio concurso. Los encargados de analizar los costes a la hora de ofertar, destinan muy poco importe a la limpieza y desinfección de conductos, unas veces por desconocimiento y otras por ajustar los costes al máximo buscando ser los adjudicatarios.

La limpieza de instalaciones suele llevarse a cabo una vez cada año y en muchas ocasiones no cuenta con los fondos y presupuestos necesarios. Esto deriva en la realización de un servicio precario, llevado a cabo por empresas poco cualificadas y poco equipadas. Las instalaciones son espacios de acceso complejo que no permiten al cliente realizar una completa revisión de la tarea realizada y la falta de profesionalidad en la realización de la limpieza.

Las analíticas finales que demuestran un servicio correcto, no se piden en la mayoría de los casos y, si se hacen, suelen ser en un número insuficiente para comprobar su verdadera efectividad. Todo esto conlleva que el servicio de limpieza está condenado a ser cada vez más ineficaz, con el objetivo de conseguir a toda costa el certificado de limpieza necesario para no ser sancionados.

Cuando se solicitan presupuestos para el fin que nos ocupa, debemos tener presente el posible perjuicio causado a los usuarios de los edificios si el trabajo no se ha realizado correctamente. Esto puede derivar en sanciones legales para la propiedad en caso de problemas sanitarios constatados. Al aceptar una limpieza de calidad garantizada como las ofrecidas por Divel, estamos aceptando salud, eficiencia y ahorro en costes derivados de una mala praxis. 

La solución para que este servicio no se deteriore, es que la propiedad supervise y se cerciore de que se le realice un servicio de calidad. Es importante evitar dejar en manos de un tercero la tarea de revisión. La calidad y la profesionalidad, son aspectos fundamentales en el mantenimiento de nuestros aires acondicionados y sus conductos.

Fdo. Diego Velarde Guerrero