Impermeabilización de aljibes y depósitos para el consumo de agua

Los aljibes se han utilizado para almacenar agua potable desde la antigüedad; ya en tiempos de árabes y romanos. Ya entonces comprendían la necesidad de realizar un tratamiento en el interior de la estructura para mantener la buena calidad del agua. Hoy en día no es diferente: para garantizar que el agua potable mantenga su calidad y todas sus propiedades, se realizan tratamientos de impermeabilización en aljibes y depósitos. Pero los materiales utilizados son muy diferentes.

Por qué es necesario impermeabilizar un aljibe

El agua para consumo humano debe ser almacenada en condiciones óptimas. No debe contener ningún tipo de microorganismo, parásito o sustancia nociva. En definitiva, debe cumplir con todos los requisitos que garanticen que su consumo no supondrá ningún peligro para la salud.

Los materiales y productos utilizados para la impermeabilización crean un espacio completamente estanco. Impiden que el agua se filtre, pero también la entrada de cualquier elemento extraño o nocivo.

La limpieza y restauración de esta fachada le ha restado años al edificio, haciendo que luzca como recién reformado. Ya no se detecta ninguna fisura o agujero, que no solo daba un aspecto descuidado al edificio, sino que podrían llegar a afectar a su estructura de no efectuarse una correcta reparación.

Características de los productos utilizados para la impermeabilización

La impermeabilización de un depósito de agua se debe realizar con materiales formulados específicamente para ello. Estos materiales deben tener una serie de propiedades:

  • Resistir el contacto permanente con el agua. La función del aljibe, la de contener agua, implica que el material utilizado para la impermeabilización estará constantemente sumergido. Por lo tanto, es importante que no se degrade en contacto con ella.
  • Adaptarse a superficies irregulares. En muchas ocasiones, la superficie del interior de un aljibe no es regular. Pero el producto que se aplique para su impermeabilización no puede dejar ningún resquicio sin cubrir, de lo contrario se podría filtrar el agua. Por eso se utilizan productos con gran capacidad de relleno y nivelación.
  • También debe adherirse con fuerza a la superficie del aljibe, para no desprenderse con el tiempo.
  • Por supuesto, debe ser resistente al moho, líquenes y microorganismos, en caso de que llegaran a aparecer.

Mantenimiento de un aljibe

Para realizar un correcto mantenimiento de un aljibe no es suficiente con limpiarlo y eliminar la suciedad que se ve. Es necesario desinfectar a fondo, vigilar que no se haya producido ninguna grieta o filtración desde la última revisión.

Lo ideal es realizar tareas de mantenimiento de forma rutinaria, al menos 1 o 2 veces al año. De esta forma se asegura de que no hay fugas ni ningún tipo de pequeño problema que termine derivando en uno mucho mayor.

En Divel nos hemos encargado de la limpieza de multitud de aljibes, tanto de particulares como de empresas. Tenemos experiencia tanto en su mantenimiento como en su impermeabilización, llevando a cabo nuestro trabajo con las correspondientes medidas de seguridad y sanidad. Contacta con nosotros si quieres que un experto estudie su caso y le haga llegar un presupuesto.

Pide Presupuesto